Evolución de la red inalámbrica WiFi

La evolución de las redes WiFi desde 1999

Evolución de las redes WiFi desde 1999

Desde hace dos décadas la instalación de redes inalámbricas WiFi ha conseguido cambiar la forma en que funciona y se comunica el mundo. Esta tecnología basada en comunicación inalámbrica ha ido mejorando progresivamente con cada generación, ofreciendo cada vez mayor velocidad, menor latencia y mejores experiencias de usuario en diferentes entornos y con una gran variedad de dispositivos en conexión.

A continuación os mostramos un timeline de la evolución del WiFi en los últimos 20 años

Evoluciones redes WiFi - Verne Group

 

  • 2000: WiFi ofrece tarifas de hasta 11Mbps.
  • 2004: Primeros teléfonos móviles certificados, Televisiones entran en el mercado, Primera conexión Wifi en vuelos comerciales.
  • 2007: Dual-band y 150 Mbps.
  • 2010: WiFi Direct, conectividad entre pares.
  • 2012: WiFi está en el 25% de los hogares del mundo.
  • 2013: Se rompe la barrera del Gigabit.
  • 2014: 10 Billones de dispositivos.
  • 2017: 20 Billones de dispositivos; Wifi integrado en los hogares de nueva construcción.
  • 2018: Valor global de WiFi asciende a los 2 Trillones de dólares.
  • 2019: 30 Billones de dispositivos.

Tendencias WiFi 2019:

La movilidad es la gran ventaja de la instalación de redes inalámbricas frente al cable, lo que ha convertido a la tecnología WiFi en la principal forma de acceso a la red, tanto para empresas como en los hogares. Tal es la expansión de la tecnología WiFi que a día de hoy existen más conexiones inalámbricas y redes que número de habitantes en el planeta. Con la instalación de redes inalámbricas y su expansión también se ha ayudado a cerrar la brecha digital en las áreas menos desarrolladas, permitiendo entornos de trabajo más productivos y flexibles, además de abrir mercados completamente nuevos debido a su alta capacidad para ofrecer conectividad flexible y asequible.

A día de hoy, la tecnología WiFi sigue ganando impulso debido, principalmente, al aumento del tráfico con el uso de video por parte de los usuarios. Los operadores solucionan la creciente demanda de ancho de banda con la instalación de redes inalámbricas WiFi que les permite escalar la capacidad adaptándola a las necesidades del consumidor. Según el informe Cisco VNI (2018), se prevé que a nivel mundial se cuadriplicará el número de puntos de acceso de WiFi públicos, pasando de los casi 125 millones que había en 2017 hasta cerca de 550 millones de puntos de acceso para el año 2022. (Estos datos pueden ir resaltados con algún gráfico de apoyo).

Las aplicaciones conectadas en el hogar para su automatización, la seguridad y videovigilancia, los electrodomésticos conectados y las aplicaciones de rastreo representarán la mitad de las conexiones máquina a máquina para el año 2022. El automóvil conectado experimentará el mayor crecimiento de conexiones, con aplicaciones de gestión de flotas, entretenimiento y acceso a internet, diagnóstico del vehículo, asistencia, navegación y conducción autónoma, seguido de las aplicaciones para las ciudades conectadas.

Estas nuevas aplicaciones, que pronto serán habituales en nuestro día a día, aumentarán drásticamente la descarga a través redes WiFi a medida que el tráfico de datos móvil crezca, principalmente por el uso de archivos de vídeo. Se estima que el incremento de datos móviles se multiplique por siete en 2021 y que más del 60% de este tráfico será descargado por redes WiFi. (Gráfico de apoyo).

La nueva generación de conexión inalámbrica WiFi 802.11ax o, como han bautizado desde Wi-Fi Alliance “WiFi 6”, ofrece un mayor ancho de banda por usuario pensado para soportar resoluciones UltraHD y streaming de realidad virtual, multiplicando por cuatro su efectividad. A su vez, funcionará sobre un intervalo más amplio del espectro, con lo que se dividirán en más canales para permitir un mayor número de rutas de comunicación.

Las nuevas tendencias en Inteligencia Artificial (IA) y el Internet de las cosas (Internet of Things, IoT) y la evolución de la red móvil hacia el 5G marcarán el desarrollo de las redes inalámbricas de diferentes sectores como el comercio minorista, el sector hotelero, las smartcities, el mundo de los eventos, la enseñanza y la transformación digital de la industria. Por tanto, las conexiones inalámbricas y de redes que vamos a experimentar en los próximos años estarán destinadas a la conexión de una inmensa cantidad de dispositivos y, a su vez, traspaso de grandes cantidades de datos.