Técnicas para potenciar la red WiFI de tu casa

TENCINAS PARA MEJORAR LA RED WIFI DE TU CASA - VERNE TELECOM

Con unos simples consejos puedes mejorar la calidad de la señal de tu red WiFi doméstica. Descubre en este artículo unos sencillos trucos para lograrlo.

La conexión WiFi ha pasado de ser un accesorio a ser imprescindible en tareas tan sencillas y triviales como ver la televisión, revisar tareas o incluso trabajar desde casa. Pero muchas veces en conectarnos, descubrimos que la conexión es de menor calidad de lo esperado o bien no llega a ciertas partes de tu casa, causando interrupciones.

Con sólo unos pocos conocimientos y algo de sentido común, puedes mejorar la potencia de tu red WiFi doméstica.

 

‘Aquí mismo’ a veces no es el mejor lugar para tu router

Sí, lo sabemos: parece que estamos de guasa y lo entendemos, pero en demasiados hogares el WiFi está en un lugar nada óptimo para que la señal llegue de manera uniforme.

A veces ese lugar en donde queda tan bonito o elegante, no es el mejor, tampoco lo es debajo de una cama o una mesa, en el suelo o detrás de la televisión. Si algo afecta directamente a la señal de WiFi es donde está.

El lugar óptimo es realmente en el centro de la casa, en un punto elevado (no hace falta que sea en lo alto de un armario, porque conseguimos el mal efecto de ponerlo en el suelo, pero al revés) y con el mínimo de paredes alrededor.

También es importante no rodearlo de objetos metálicos u otros dispositivos como televisores o teléfonos inalámbricos, ya que pueden interferir en la emisión de la señal WiFi.

 

Las antenas deben estar correctamente colocadas

En las fotos de los routers las antenas aparecen casi siempre en posición vertical y es normal que tu router esté colocado exactamente así.

Tranquilo, es normal, pero esa no es la posición óptima. La posición óptima es con una antena en vertical y una en horizontal dibujando un ángulo de 90º.

En 2014 un ingeniero de Apple lanzó unos trucos para optimizar las redes WiFi domésticas explicando este truco que, si bien no aumentará la velocidad de tu conexión, sí que aumentará la cobertura de la red.

 

Utiliza el canal menos saturado

Hoy casi todos los hogares tienen una red WiFi y lo más habitual es que, sin saberlo tu router esté emitiendo en el mismo canal que el de tus vecinos, perjudicando la velocidad de la conexión.

No olvides que el WiFi es una señal de radio y si tu router es del tipo 2.4Ghz, significa que está emitiendo entre los 2.401 y los 2.483 MHz. Cada router del tipo 2.4Gz tiene 13 canales identificados del 1 al 13. Por defecto, los router están emitiendo o por el 1 o por el 6 y si no cambiamos esta configuración, nuestra red tendrá que hacerse sitio entre todas las otras redes. Es algo así como cuando dos emisoras están muy cercanas en el dial de la radio FM: ninguna de las dos se escucha correctamente.

Hay aplicaciones gratuitas como Wifi Analyzer (para Android) que permite saber, sin dar ningún dato o clave, qué redes tenemos alrededor, en qué canales emiten y también qué canales son los mejores para emitir nuestra red WiFi.

Accediendo al menú de nuestro router, podremos modificar el canal y optimizar la señal. En ocasiones, pasar a un canal menos congestionado, hace que pasemos de velocidades raquíticas a poder tener un ancho de banda disponible mucho más elevado.

Cabe destacar que los router más modernos emiten por la doble señal 2.4GHz y 5GHz. La señal de 5GHz también funciona por canales, aunque al ser tan nueva encontrarás relativamente poca congestión.

 

Utiliza un repetidor de señal WiFi

A veces todo está en contra nuestro y por mucho que modifiquemos el canal o pongamos el router en un punto estratégico para cubrir toda la casa, unas paredes demasiado gruesas o la configuración de la casa, pueden impedir que la conexión llegue hasta algún punto.

Cuando haya puntos ciegos insalvables, lo mejor es utilizar un repetidor de señal WiFi.

Los repetidores son simplemente pequeños dispositivos que replican la señal WiFi para que cubran más metros. Puedes utilizarlos de manera que se conectan al WiFi o bien a través de un cable Ethernet conectado directamente al router y replicando la señal allí donde la necesites.

Otra opción interesante son los PLC, que inyectan la señal de internet en el cableado eléctrico y llevan la señal hasta otro enchufe, en donde estará conectado el emisor. En caso de tener una casa muy grande esta es la mejor opción.

 

Ten el firmware router siempre a la última

El firmware de tu router no sólo lo protegerá de posibles ataques, resolviendo vulnerabilidades y optimizando su funcionamiento interno, sino que puede mejorar las prestaciones de tu router. Una de ellas puede ser optimizar la emisión de la señal WiFi.

Puedes actualizar manualmente el firmware de tu router desde el panel de control al que se accede entrando en 192.168.1.1 o 192.168.0.1, pero la mayoría de routers modernos se actualizan automáticamente. Incluso algunos lo hacen durante la noche para evitar que el router se reinicie mientras lo estás utilizando.