Verne refuerza su compromiso con el Medio Ambiente incorporando 400 nuevos vehículos ECO a su flota

Flota vehículo GLP - Verne Group

Verne Group incorporará en su próximo ejercicio un total de 392 vehículos ECO a su flota -390 GLP y 2 híbridos- lo que le permitirá reducir en 250 toneladas de CO2 sus emisiones anuales a la atmósfera y además proteger al Medio Ambiente de otras emisiones nocivas de los motores de combustión tradicionales.

  • El parque automovilístico de Verne contará a finales de este año con 390 nuevos vehículos propulsados por Gas Licuado Petróleo (GLP) y 2 híbridos. Gracias a esta iniciativa, el grupo tecnológico alicantino reducirá en 250 toneladas de CO2 sus emisiones anuales a la atmósfera.

  • Esta decisión forma parte de la estrategia de Compromiso Social de Verne, ya que uno de sus objetivos ambientales es reducir significativamente el impacto de su actividad, optimizando tanto sus vehículos como sus rutas de desplazamiento.   

Verne Group continúa así avanzando en su estrategia de Compromiso Social y, más concretamente, en su eje Planeta, actuando sobre su gran parque automovilístico e incorporando acciones de concienciación y soluciones tecnológicas que permitan optimizar los desplazamientos de los profesionales que desarrollan su actividad en los sectores Telco y TIC en toda España.

Madrid y Valencia ya han recibido las primeras unidades de estos nuevos vehículos GLP e híbridos que se irán incorporando a los parques de las más de 20 delegaciones que Verne tiene implantadas en todo el territorio nacional.

“Proteger nuestro planeta es responsabilidad de todos y Verne está trabajando con sus grupos de interés internos y externos para reducir año tras año su huella ambiental, lo cual abarca nuestras emisiones de CO2, consumos energéticos, agua, papel y un amplio etcétera. Cada acción, por pequeña que sea, cuenta”, asegura el CEO de Verne Group, Gianni Cecchin.

Sobre el GLP (Gas Licuado Petróleo)

El GLP, también conocido como AUTOGAS, es un tipo de combustible alternativo con una menor huella de carbono y mucho menos contaminante que los combustibles convencionales, según afirma la Unión Europea.

Este combustible ECO favorece enormemente la sostenibilidad del planeta reduciendo las emisiones de CO2 en un 22%, y de NOx (óxidos de Nitrógeno) en un 96%. Además, reduce la contaminación ambiental al descender al 50% los niveles de ruido que emite el vehículo.